5 objetivos financieros que todos deberían tener en su lista de tareas

Introducción

En la vida, todos tenemos objetivos que deseamos alcanzar. En el ámbito financiero, no es diferente. A veces, puede parecer abrumador pensar en todos los objetivos financieros que se deben tener en cuenta al mismo tiempo. Sin embargo, en este artículo, hablaremos de los cinco objetivos financieros que todos deberían tener en su lista de tareas para poder tomar el control de sus finanzas personales.

1. Crear un presupuesto

Cuando se trata de tomar el control de tus finanzas, el primer paso es tener una idea clara de tus ingresos y gastos. Y para ello, la mejor herramienta que puedes utilizar es un presupuesto. Un presupuesto es un documento que te ayuda a planificar y organizarte financieramente. Con él, podrás conocer tus ingresos, cuánto estás gastando y en qué lo estás haciendo. Creando un presupuesto, podrás identificar exactamente dónde se está filtrando tu dinero, permitiéndote tomar medidas para controlar tus gastos. Además, el presupuesto te permitirá ver cuánto puedes ahorrar al final de cada mes.

Consejos para crear un presupuesto

  • Empieza por hacer una lista de todos tus ingresos y gastos. Los ingresos deberán incluir todas las entradas de dinero que recibes (salarios, comisiones, etc.), mientras que las compras deberán ser clasificadas por categorías (alquiler, gastos en alimentación, servicios públicos, etc.)
  • Establece metas realistas. No es necesario tratar de recortar el 100% de tus gastos. Empieza por identificar cuáles son los gastos que pueden ser reducidos, como comer fuera, comprar cigarrillos, etc.
  • Monitorea tus progresos. Esto es importante para saber si estás cumpliendo metas realistas y si necesitas hacer ajustes
  • Revisa tu presupuesto todos los meses. Puede que tus necesidades y tus gastos cambien de un mes a otro, por lo que es importante que tu presupuesto refleje estas alteraciones.
  • 2. Ahorrar para una emergencia

    ¿Qué sucedería si se produjera una emergencia? Muchas personas se sienten afectadas financieramente si se produce una emergencia. Ya sea una enfermedad inesperada o una casa que se avería súbitamente, las emergencias pueden plantear un peligro para nuestras finanzas. Por ello, es importante ahorrar para una emergencia.

    ¿Cuánto deberías ahorrar para una emergencia?

    Por lo general, se recomienda tener entre tres y seis meses de tus gastos de vida en una cuenta de ahorros de emergencia. Entonces, si tus gastos mensuales son de 5.000 €, tu objetivo debería ser ahorrar entre 15.000 € y 30.000 €. Pero, si no puedes ahorrar esa cantidad de dinero en este momento, no permitas que eso te desanime. La idea es que empieces a ahorrar algo y trabajarás para aumentar ese ahorro constantemente.

    ¿Cómo ahorrar para una emergencia?

  • Crea un plan realista para lograr tus objetivos. Si tu objetivo es ahorrar 20.000 € para tu fondo de emergencia, por ejemplo, deberías establecer una meta mensual de ahorro y seguir trabajando para lograr este objetivo.
  • Automatiza tus ahorros. Muchos bancos ofrecen una opción de ahorro automático, lo que hace que sea fácil programar tus ahorros en esa cuenta. Configura la fecha de tu pago y tu banco se encargará del resto.
  • Considera abrir una cuenta de ahorro de emergencia en el banco.
  • Reduce gastos no esenciales y re-invierte ese dinero en tu ahorro de emergencia.
  • 3. Pagar deudas pendientes

    La deuda puede ser uno de los mayores obstáculos para alcanzar la libertad financiera. Cuantas menos deudas tengas, más podrás disfrutar de la vida. Por lo tanto, cuando estás haciendo tu presupuesto, es importante que tomes en cuenta todas las deudas que tienes y encuentres una manera de pagarlas lo más rápido posible.

    Consejos para pagar las deudas pendientes

  • Establece un presupuesto. Si aún no lo has hecho, estarás en una mejor posición para saber exactamente cuánto dinero deberás asignar para pagar tus deudas y cuánto puedes ahorrar cada mes.
  • Comienza por hacer el pago mínimo requerido en todas tus cuentas de deuda.
  • Identifica la deuda con mayores tasas de interés y paga eso primero.
  • Considera consolidar las deudas existentes en solo una deuda, a una tasa de interés inferior.
  • Trata de reducir tus gastos y ahorrar para pagar tus deudas más rápido.
  • 4. Ahorrar para la jubilación

    Es importante que empieces a ahorrar para tu jubilación cuando eres joven, ya que podrás aprovechar el poder del interés compuesto y tendrás más tiempo para construir un nido de ahorros.

    ¿Cómo ahorrar para la jubilación?

  • Invierte en un plan de jubilación. Esto puede ser una pensión o un plan de ahorro y de inversión como una cuenta del mercado monetario o un plan de jubilación 401(k). Tu empleador puede ofrecerte un plan de jubilación y, a menudo, tu empleador también hará una contribución cuando hagas una contribución.
  • Ahorra lo máximo posible durante tu edad productiva. Siempre que ingreses dinero, trata de ahorrar algo.
  • Aprende acerca de las inversiones y cómo puedes hacer que tu dinero crezca.
  • 5. Establecer nuevos objetivos financieros

    Una vez que hayas logrado tus primeros cuatro objetivos, entonces es importante que empieces a pensar en nuevas metas. Esto puede incluir objetivos más grandes, como la compra de una casa o un vehículo, o de metas a corto plazo, como unas vacaciones de lujo.

    Consejos para establecer nuevos objetivos financieros

  • Cambia tu mentalidad y comienza a establecer objetivos a largo plazo.
  • Realiza una lista completa de objetivos y las fechas para completarlos
  • Divide tus objetivos en tareas menores más fáciles de lograr, como ahorrar 50 € a la semana para una cena extravagante que te gustaría tener.
  • Conclusión

    Aunque estos cinco objetivos financieros son solo el inicio, son unos a considerar. Tomarte el tiempo para establecer estos objetivos, puedes estar en una mejor posición financiera en el futuro. Con un poco de planificación y esfuerzo, puedes mejorar tu salud financiera y tener menos estrés financiero en tu vida.