fondogarantia.com.

fondogarantia.com.

Gastos básicos: ¿cuánto deberías destinar a cada categoría?

Gastos básicos: ¿cuánto deberías destinar a cada categoría?

Gastos básicos: ¿cuánto deberías destinar a cada categoría?

Uno de los mayores desafíos en la administración de nuestras finanzas personales es determinar cuánto dinero deberíamos gastar en cada una de las categorías básicas. Desde la renta hasta la comida, pasando por los gastos de transporte y las facturas de servicios públicos, hay una amplia gama de gastos que se suman mes a mes. Pero ¿cuánto deberías realmente gastar en cada categoría para poder vivir cómodamente y ahorrar algo de dinero? En este artículo, te ayudaremos a responder esta pregunta.

Gastos de la vivienda
En promedio, los gastos de la vivienda se llevan la mayor parte del presupuesto mensual de una persona. Esto incluye el alquiler o la hipoteca, los servicios públicos, el seguro de la vivienda y los gastos de mantenimiento. En general, se recomienda que el gasto en vivienda no supere el 30% de tus ingresos mensuales. Si ganas $3,000 al mes, por ejemplo, no deberías gastar más de $900 en la vivienda cada mes. Si vives en una ciudad donde los gastos de vivienda son más altos, puede que necesites ajustar esta proporción.

Gastos de transporte
Los gastos de transporte incluyen el combustible y el mantenimiento del automóvil, el transporte público, el seguro del vehículo y los pagos de préstamos de la compra de un automóvil. El gasto en transporte no debería superar el 15% de tus ingresos mensuales. Si estás gastando más de eso, es posible que quieras considerar la posibilidad de usar el transporte público o de mudarte a una ubicación más cercana a tu trabajo para reducir los costos.

Gastos de comida
Los gastos de comida son una necesidad en la vida diaria. Incluyen comestibles, almuerzos en el trabajo, cenas en restaurantes y cualquier otro gasto relacionado con la alimentación. No se recomienda gastar más del 15% de tu ingreso total en alimentos. Si eres alguien que gusta de comer fuera o comprar alimentos gourmet costosos, probablemente tendrás que ajustar tus hábitos de consumo para mantener tus gastos bajo control.

Gastos de entretenimiento
El entretenimiento incluye el cine, la televisión por suscripción, la música y los deportes, entre otras cosas. Si bien puede parecer una buena idea gastar una gran cantidad de dinero en entretenimiento para mantenerte feliz y entretenido, en realidad deberías tratar de limitar este gasto al 5% de tu ingreso mensual total. Si estás gastando más que eso, te recomendamos que ajustes tus hábitos de consumo y que encuentres formas de entretenerte que no impliquen un gasto monetario.

Gastos de servicios públicos
Los gastos de servicios públicos incluyen el agua, el gas, la electricidad, el teléfono y la conexión a Internet. Es importante tratar de mantener estos costos tan bajos como sea posible. Una forma de hacerlo es cambiar a servicios más económicos o renunciar a servicios que no necesitas. En general, el gasto en servicios públicos no debería superar el 10% de tus ingresos mensuales.

Gastos de cuidado personal
Los gastos de cuidado personal incluyen cualquier cosa relacionada con el cuidado de tu cuerpo como productos de higiene y cuidado personal, así como también el cuidado de la salud como chequeos regulares y medicinas. En general, el gasto en cuidado personal no debería superar el 5% de tus ingresos mensuales. Si necesitas pagar copagos de manera regular o si tienes algunos gastos inesperados relacionados con la salud, probablemente tendrás que ajustar tus presupuestos y planes de gastos.

Conclusión
En resumen, hay una cierta cantidad de dinero que deberías destinar a gastos básicos cada mes. La categoría más grande de gastos debería ser la vivienda, que no debería superar el 30% de tus ingresos mensuales. Los gastos de transporte, alimentación y servicios públicos deberían ser del 15%, 15% y 10% respectivamente. El entretenimiento y los gastos de cuidado personal deberían representar el 5% cada uno. Si puedes seguir este esquema de gastos, seguramente tendrás un mejor control sobre tus gastos mensuales y ahorrarás algo de dinero a largo plazo.